¿Cómo deseas pasar tus próximos 4 años?

Original publicado el 9 de diciembre de 2013 por Steve Blank.

Traducido por Alberto Peralta.

A medida que se acerca el final de nuestro programa Lean LaunchPad para biotecnología muchos de los 26 equipos están decidiendo si deben seguir adelante para convertir sus proyectos de clase en negocios.

Dado que durante este tiempo hemos dado mucha importancia a la creación de negocios a partir de hechos (el término de Steve es Evidence-based entrepreneurship) y al nivel de madurez para invertir (Investment Readiness Level) creo que me debería haber sorprendido que me preguntaran: “Una vez que hayamos averiguado todos estos datos, ¿debemos continuar con nuestra idea teniendo en cuenta esos números?”.

¡Ay!

Señalé que los “datos” que se reúnan durante 10 semanas (habiendo hablado con más de 100 clientes, posibles socios, inversores, etc.) NO es lo primero que se debe tener en cuenta. Hay tres cosas más importantes de las que preocuparse.

(Ver 30 segundos del vídeo que hay más abajo).

turning point

1. ¿Quieres pasar los próximos 3 o 4 años haciendo esto?

(Ver el siguiente 1:03 del vídeo)

Ahora que conoces tu canal y a tus clientes potenciales, e independientemente de la cantidad de dinero que vas a ganar, ¿vas a disfrutar trabajando con esos clientes durante los próximos 3 o 4 años?

Uno de los errores más grandes de mi carrera fue equivocarme con esto. Yo solía trabajar en startups donde trataba con ingenieros que diseñaban microprocesadores o vendían supercomputadores a investigadores y científicos para resolver problemas técnicos muy interesantes. Pero en mi penúltima empresa terminé en el negocio de los videojuegos.

Mis clientes eran chavales de 14 años. (Ver el siguiente 1:30 del vídeo). No les aguantaba. Fue una lección que me ha marcado y que me enseñó que nunca hay que lanzar un negocio si no se soporta a sus clientes. Nunca sale bien. No se quiere hablar con ellos. No se quiere iniciar un Desarrollo de Clientes con ellos. Lo único que se desea es que desaparezcan. Y en mi caso lo hicieron – sin comprar nada.

Por tanto, tú y tu equipo necesitáis sentiros cómodos en el negocio y con los clientes de ese negocio.

2. ¿Es un negocio que puede crecer? Y si no, ¿te conformarás con algo pequeño?

(Ver los siguientes 2:03 en el vídeo).

¿Es un negocio para mejorar tus ingresos al tiempo que trabajas por cuenta ajena en otro sitio? ¿Es un negocio pequeño que aspira a generar 4 millones de dólares en cuatro años y 8 millones en diez años? ¿O es algo que puede crecer hasta conseguir un tamaño que se traducirá en una adquisición o en alguna forma de venta de su propiedad?

Hay que decidir cuál es tu objetivo personal y cómo se relaciona con la idea que tienes del crecimiento de tu negocio. Y tú y los otros cofundadores debéis hablar sobre esto para aseguraros de que los intereses de todos están alineados (antes de tomar cualquier decisión sobre iniciar la empresa). Si uno es feliz ganando 500 mil al año y otro aspira a vender la empresa a Roche por mil millones de dólares los objetivos son muy diferentes. Sin una alineación clara, uno o todos terminarán muy descontentos y se verá después, cuando traten de tomar decisiones.

3. Si no se ha hecho ningún dinero después de 4 años, ¿creerás que el tiempo invertido mereció la pena?

(Ver los siguientes 4:36 en el vídeo).

Si el negocio fracasa, ¿seguirás diciendo que fue una experiencia genial? Los creadores de negocios no los construyen para pegar un pelotazo y ganar millones. Lo hacen porque es la forma mejor que se les ocurre para poder inventar. La mayoría de las veces se fracasa. Por eso, si no crees que vas a pasar un buen rato con tu equipo y que vas a aprender y construir algo en lo que realmente crees es mejor que no lo intentes.

Si no puedes ver el vídeo anterior, haz clic aquí.

Lecciones aprendidas.

  • ¿Quieres pasar los próximos 3 o 4 años creando este negocio?

  • ¿Es un negocio que puede crecer? Y si no, ¿te sentirás bien si es algo más pequeño?

  • Si el negocio no consigue ningún dinero después de 4 años, ¿pensarás que el tiempo invertido mereció la pena?

Publicado en Biotecnología, Familia/Carrera/Cultura, Family/career/culture, Lean Launchpad, Life Sciences

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*