¿Está lista esta startup para buscar inversión?

Original publicado el 25 de febrero 2014 por Steve Blank.

Traducido por Alberto Peralta.

Desde 2005 las aceleradoras de nuevos negocios han proporcionado tutores, experiencia para presentar el proyecto de empresa y definición del producto a cohortes de startups. Sin embargo, los Demo Days (las presentaciones ante los inversores) siguen siendo una combinación entre ceremonia de graduación y concurso de discursos, que produce la incómoda sensación de desfilar en un concurso de bañadores. Aparte del “lo sabré cuando lo vea” no hay una manera formal de que un inversor que acuda a esas presentaciones evalúe la maduración de un proyecto o cuantifique sus riesgos. Al margen de poder medir el progreso técnico de un proyecto, no existe un lenguaje estándar para comunicar ningún otro tipo de progreso.

Las corporaciones que han creado incubadoras internas se enfrentan a muchos de los mismos problemas de selección de nuevos negocios que tienen los inversores, además de tener que lidiar con los problemas que genera la integración de esas nuevas ideas en los departamentos o unidades de negocio ya existentes.

De lo que nadie dispone es de:

  • un lenguaje común para que los inversores comuniquen sus objetivos a las startups.
  • un idioma que puedan utilizar los grupos de innovación dentro de una corporación para comunicarse con las unidades de negocio y con el departamento financiero.
  • Datos que puedan utilizar los inversores, las aceleradoras y las incubadoras para mejorar el proceso de selección.

Sin tratar de eliminar el juicio de los inversores, el reconocimiento de patrones ni a los mentores, hemos desarrollado una herramienta que permite medir el grado de madurez para invertir que permite completar esas piezas que faltan.

http://steveblank.files.wordpress.com/2013/11/irl.jpg

 

——

El grado de madurez para invertir (Investment Readiness Level, o IRL) para corporaciones e inversores.

Las startups de nuestros cursos LeanLaunchPad y de la incubadora NSF I-Corps usan LaunchPad Central para reunir el flujo continuo de datos que se genera entre todos los equipos. Durante 10 semanas cada equipo sale a la calle y habla con 100 clientes para probar sus hipótesis de cada una de las 9 cajas del lienzo, o canvas, de modelos de negocio.

Hacemos un seguimiento del progreso de cada equipo a medida que ponen a prueba sus hipótesis del modelo de negocio. Acumulamos la narrativa completa de lo que van descubriendo al hablar con los clientes y lo complementamos con entrevistas, hipótesis pendientes de validación, hipótesis invalidadas y comentarios de los mentores e instructores. Estos datos dan a quienes siguen el proceso de creación de la innovación y a los inversores una idea, un contraste y una trayectoria de la cohorte completa y un vistazo general sobre el progreso de cada equipo. La aplicación auna todos los datos en un grado de madurez para invertir.

(se puede leer el artículo sobre el grado de madurez para invertir, es corto. O se puede ver el vídeo aquí).

El poder del nivel de madurez para invertir: Diferentes métricas para diferentes segmentos de un sector.

Recientemente realizamos el curso LeanLaunchPad para biotecnología con 26 equipos de especialistas e investigadores de la UCSF. Los equipos desarrollaron negocios en 4 áreas diferentes (terapias, diagnóstico, dispositivos médicos y salud digital). Para entender el poder de nuestra herramienta se puede revisar cómo cada inversor encargado de supervisar cada segmento del mercado modificó el grado de madurez para invertir, de forma que reflejara las métricas relevantes de su sector en particular.

Dispositivos médicos.

Allan May, de Life Science Angels, modificó el nivel de madurez para invertir estándar para incluir métricas específicas para las nuevas empresas que producen dispositivos médicos. Entre ellas están: La identificación de una necesidad clínica suficiente, la existencia de un mercado suficientemente grande, la propiedad intelectual, la legislación, los pagos de la Administración y si existe una oportunidad comercial.

Hay que tener en cuenta que las siguientes imágenes todos los termómetros son aproximaciones visuales de los criterios de evaluación más detallados en cuyos datos se apoyan.

Grado de madurez para invertir para el sector de dispositivos médicos.

http://steveblank.files.wordpress.com/2014/02/device-irl1.jpg

Se puede ver toda la presentación aquí.

Terapias.

Karl Handelsman, de CMEA Capital, modificó el grado de madurez para invertir (IRL) para los equipos que desarrollan terapias de forma que incluyera la identificación de problemas clínicos, la definición de tiempos para la recogida de datos pre-clínicos y clínicos, la identificación del coste y del valor de la toma de datos, la determinación de qué nivel de calidad deben tener los datos que se entreguen a una empresa y la creación de una red de líderes de opinión (Key Opinion Leaders – KOL). El IRL base para el sector de las terapias también necesitaba una  “prueba de relevancia” (¿existe una vía de generación de ingresos totalmente articulada y un plan operativo definido?). Finalmente, ¿el equipo entiende las responsabilidades principales de la terapia, tiene datos que prueban la efectividad sobre los pacientes objetivo y dispone de evidencias del efecto de la terapia?

http://steveblank.files.wordpress.com/2014/02/therapeutics-irl1.jpg

Se puede ver toda la presentación aquí

Salud Digital.

Para los equipos que desarrollan soluciones en el sector de la salud digital Abhas Gupta de MDV destacó que el grado de madurez para invertir estaba más próximo al modelo estándar de los proyectos web / móvil / cloud aunque había que incluir las devoluciones por parte de la Administración y la validación técnica.

http://steveblank.files.wordpress.com/2014/02/digital-health.jpg

Diagnósticos.

Todd Morrill quiso que los equipos que desarrollaban proyectos en el sector de diagnósticos tuviesen una estrategia de reembolsos de las Administraciones totalmente documentada, una protección de la propiedad intelectual suficiente, un conocimiento y descripción necesarios de la legislación y del régimen de validaciones técnicas (ensayos clínicos) y la estructura de costes y las necesidades de financiación bien documentadas.

http://steveblank.files.wordpress.com/2014/02/diagnostics-irl1.jpg

Se puede ver toda la presentación aquí

En su presentación final cada equipo explicó cómo realizaron las pruebas y validaron su modelo de negocio (propuesta de valor, segmento de clientes, canal, relaciones con los clientes, fuentes de generación de ingresos, costes, actividades, recursos y alianzas). Pero también se midieron a sí mismos utilizando los criterios del grado de madurez para invertir de su sector. Después de que los equipos comunicaran los resultados de sus autoevaluaciones los inversores les indicaron sus niveles reales. Nos encantó ver que los niveles indicados por los equipos y por los inversores fueron casi los mismos.

Lecciones aprendidas.

  • El grado de madurez para invertir proporciona un conjunto de métricas para saber “cómo vamos”.
  • También crea un idioma y métricas comunes que puedan compartir los inversores, los grupos de innovación dentro de las corporaciones y los emprendedores.
  • Es lo suficientemente flexible como para adaptarse a los modelos de negocio específicos de cada sector.
  • Es parte de un conjunto de herramientas mucho más amplio para quienes gestionan la innovación en las corporaciones, las aceleradoras y las incubadoras.

Escuchar el podcast aquí.

 

Publicado en Big Companies versus Startups: Durant versus Sloan, Biotecnología, Formación, Grado de madurez para invertir, Grandes empresas o startups: Durant vs. Sloan, Investment readiness level, Lean Launchpad, Life Sciences, Teaching
0 Comentarios en “¿Está lista esta startup para buscar inversión?
1 Pings/Trackbacks para "¿Está lista esta startup para buscar inversión?"
  1. […] Los equipos pueden demostrar su capacidad y validar sus ideas presentando a los inversores pruebas de que existe un modelo de negocio que vende repetitivamente y que puede crecer. Y aunque no pretendemos eliminar el criterio de los inversores, ni sus capacidades para reconocer patrones o su tutorización, hemos desarrollado la herramienta grado de madurez de la inversión (investment readiness level – IRL) para completar aquellas piezas que faltan. Se puede encontrar más información sobre el grado de madurez de la inversión aquí y aquí. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*